domingo, 5 de marzo de 2017

Delitos de opinión

Cuando uno echa la vista a atrás se da cuenta que las mejores letras de las canciones de los 80 hubieran mandado a sus autores a la cárcel hoy en día.
Y es que nos han ido colando una serie de leyes para proteger a religiones, políticos, colectivos poderosos, contra las manifestaciones, en nombre de la lucha contra el terrorismo que lo que hacen es coartar la libertad de expresión.

Lo más llamativo es que, siendo todos estos casos delictivos, solo se persigan aquellos que van en contra de la línea marcada por el poder establecido, demostrando que son un simple instrumento para hacer purgas ideológicas, algo muy normal es una dictadura pero no en una presunta democracia.

Yo lo tengo muy claro, todo el mundo tiene derecho a decir las barbaridades o chorradas que se le ocurran, por muy vomitivas que me parezcan.

Esta es la diferencia entre un demócrata y un fascista, el primero tolera las opiniones distintas a las suyas mientras que el segundo pide su persecución y erradicación.

viernes, 27 de enero de 2017

Juegos en dispositivos móviles: basura a toneladas

Hay mucha gente que dice que los dispositivo con android tienen muchos juegos, y es verdad, lo malo es que casi todos son pura basura (alguno entre mil más o menos se salva).
Los inconvenientes de jugar en el móvil frente al PC son numerosos y muy reales:
  • Falta de ergonomía (te duele todo después de un ratito de uso).
  • Al menor descuido te instala alguna guarrería peligrosa.
  • Pantalla minúscula (cualquiera comprarada con un PC lo es).
  • Jugabilidad menor que el PC más limitado y viejo.
  • Se chupa la batería en un instante.
  • Difíciles de controlar sin un teclado.
  • El tacto con la pantalla es desagradable.
  • Pueden calentar el dispositivo de manera inquietante.
  • Están continuamente mandatos datos privados sobre tí a quien sabe quien.
¿Y es mejor en otras plataformas móviles? NO, de hecho si estás pensando en dispositivos Apple es la misma basura pero cobrándote por todo.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Los calefactores para las terrazas de los bares o restaurantes contaminan y nadie repara en ellos.

Se habla mucho de la contaminación de los coches y de que hay que erradicarlos de las ciudades, ahora se están empezando a dar cuenta de que las calefacciones también contaminan pero poner restricciones aquí es más complicado porque te puedes llevar a gente con los pies por delante de una manera más fácil.

Pero hay algo que contamina muchísimo, sin ningún sentido y que nadie ha reparado en ellos, los calefactores para potenciar las terrazas de los bares o restaurantes, que se usan para que los fumadores puedan consumir en los mismos.

A cualquiera que diera algo de física en el instituto no se le escapa que calentar una zona abierta consume una gran cantidad de energía y quien no me crea que deje la estufa todos los días encendida el tiempo que está en dichas terrazas y del susto que se va a llevar en la factura se va a ir para el otro barrio.
Y en muchos bares no hay una sino decenas.

También se está extendiendo el bulo de que las de gas no contaminan, de nuevo olvidamos las clases de nuestra juventud, el gas natural emite CO2 directamente a la atmósfera.

Sí la gente tiene que hacer el sacrificio de no ir al centro el coche, ¿no pueden los fumadores hacer el sacrificio de dejar de fumar cuando se toman una caña? ¿no pueden atender a sus vicios de uno en uno?


lunes, 19 de diciembre de 2016

La excusa del "todo gratis" para justificar sus fracasos empresariales

Estos tiempos está la vieja excusa del "todo gratis" para justificar las cagadas empresariales, por ejemplo la salida de Super Mario Run ha traído un gran batacazo en la bolsa de las acciones de Nintendo, ¿aviso de que la burbuja de lo retro está a punto de estallar?
Y es que, sobre todo en los últimos tiempos Nintendo lo que ha estado es sacando productos de dudosa calidad para aprovechar el tirón de viejos éxitos: Pokémon Go, Mini NES y ahora un Mario para móviles, por ahora le ha funcionado demasiado bien, pero esto se acaba y más existiendo otras opciones, sí, INCLUSO GRATUITAS.
Y mientras la industria ninguneando a la tercera vía, el software libre, que le desmonta el discursito del todo gratis, pero bien que se aprovecha sin retorno en productos como la mencionada Mini NES, una raspberry pi mutilada y sobrevalorada.

viernes, 21 de octubre de 2016

Indultos... para nadie

No podemos caer es pedir que no se castiguen delitos menores por haber delincuentes con delitos más graves que se han ido de rositas, el problema es lo segundo no lo primero.

Si seguimos votando a partidos corruptos y no entran en prisión los delincuentes, la gente normal se pone a robar para no ser los tontos, todos terminamos robando y esto se convierte en la selva... ¿cuánto nos queda para ser un estado fallido?

No tardarán las mafias en adueñarse del país, quienes votan por miedo opciones que no les convienen deberían abrir los ojos al auténtico peligro que corremos.

sábado, 15 de octubre de 2016

Endofobia, el cáncer de España

Los españoles somos diferentes, en ningún país se tiene más en consideración a los que no son de tu país que a tus compatriotas, ni creen que lo que viene de afuera es mejor solo porque no es español.

Sienten orgullo de ser del país mientras que aquí la mayoría siente vergüenza de ser español porque lo contrario es cosa de fachas.

Nuestra historia y la leyenda negra, que tiene mucho más de leyenda que de verdad, nos ha inculcado esa esquizofrénica idea.
Incluso hay personas que no compran productos españoles porque creen que son chapuceros y de poca calidad, cuando es todo lo contrario.

Entre la autocomplaciencia ciega y la endofobia o autofobia hay que encontrar un equilibrio justo y constructivo, tenemos razones objetivas para sentirnos orgullosos de ser españoles y recordemos que España somos nosotros, no lo es ni una bandera ni esos que se llaman patriotas y la saquean.

Y lo que no nos guste de España, ¡LO CAMBIAMOS!

martes, 4 de octubre de 2016

Para quien no tiene moral la coherencia es cosa de extremistas

Hay demasiadas personas que cambian de opinión y de chaqueta cada vez que les viene bien y piensan, o más bien les conviene, que todos pensemos que esto es lo normal, que todos lo hacemos y no pasa nada.

Por eso, cuando se encuentran con alguien coherente lo atacan con todas sus fuerzas y le llaman extremista, populista y todo tipo de calificativos negativos terminados en 'ista'.

Reaccionan así porque cuando se encuentran ante estas personas es como ponerles en un espejo donde se muestra toda su fealdad moral y lo habitual es que reaccionen rompiendo con violencia ese espejo que les demuestra que lo que están haciendo no está bien ni es el único camino que existe como ellos venden para justificar su proceder.